martes, 9 de junio de 2009

El que faltaba

Hola, pues aquí está mi último fósil, el ejemplar SOM-N 07 336 que corresponde a un premolar de Gomphotherium y que hasta la semana pasada no estuvo listo.

El diente estaba incluido en una matriz de sedimento más o menos esférica y que en su parte superior medía unos 16 centímetros en su longitud máxima.

Comencé descubriendo el diente para ver hasta donde llegaba y si presentaba alguna fractura.

A continuación fui haciendo una especie de pedestal para intentar que el diente pudiese desprenderse sin daños del sedimento.

Con bastante cuidado, fui consolidando la raiz y las partes de diente que estaban agrietadas.

Según avanzaba en la limpieza comprobé que el diente tenía una fractura y que le faltaba una de las raices.

También apareció una costra blanquecina entre las dos cúspides más altas, que podría deberse a la presencia de carbonatos.

Una vez que el "pedestal" me dio la suficiente seguridad como para no dañar al diente, conseguí separar la matriz sedimentaría del resto fósil.

En ese momento, pude limpiar la zona de la fractura, que se había rellenado de sedimento.

También debía comprobar que en la matriz sobrante no quedase ningún resto fósil de importancia.

Después de revisar el sedimento conseguí juntar una bonita colección de esquirlas y un huesecillo que convendría mirar con detenimiento...

Una vez hecho, me pude centrar en la limpieza de la zona de fractura.

En la imagen inferior se puede observar la costra blanquecina:


Y así ha quedado el premolar, muy bonito pero muy costoso, tanto en tiempo como en esfuerzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada